James Blake ha curado cuidadosamente los once tracks del disco, enhebrando una visión deslumbrante impregnada de arquitectura sonora cinematográfica y elevada por voces cargadas de emociones y canciones elocuentes. Por mucho que cada corte individual cautive por derecho propio, el álbum traza un viaje desde «Asking To Break» hasta la conclusión épica de la canción principal «Playing Robots Into Heaven«. A lo largo del álbum, integra ingeniosamente vibraciones alternativas, electrónicas, indie y experimentales como solo él puede.

Playing Robots Into Heaven fue anunciado con el reciente sencillo «Loading». Destacando las complejidades y matices del estilo característico de James, representa otro salto artístico hacia adelante con su producción inmersiva y su estribillo irresistible. 

Blake inicialmente preparó el escenario para Playing Robots Into Heaven con el sencillo  «Big Hammer» (que samplea a The Ragga Twins), y el video musical que lo acompaña  dirigido por Oscar Hudson (Radiohead, Bonobo).

Comments

comments