Suena el teléfono a las 10 en punto, una conexión a través de un número en la Ciudad de México que se conecta con otro en Austin TX mientras yo estoy en Tijuana. Contesta Kenneth de la banda The Cuckoos. Estoy listo para empezar una de las entrevistas que más he disfrutado y que se ha convertido en una de mis favoritas. Así que a continuación les dejo la conversación que espero  puedan disfrutar al igual que yo lo hice.

¿Cómo fue que inició la banda?

Empezó en mi último año de Secundaria, no estoy seguro cómo pasó, simplemente empecé a sentir el gusanito de la música y empecé a escribir canciones, tocar el piano, etc. La Ciudad de Austin es un epicentro para los artistas y sirve para conocer gente. Dave y yo nos conocimos y los dos somos guitarristas, para ese entonces ya habíamos iniciado The Cuckoos, años después se unió nuestro bajista, entonces se fue consolidando la banda y empezamos a tocar música, la verdad es que nunca tuve el deseo de tocar, pero después que empecé no lo pude dejar. Empezamos con una mentalidad muy revivalista, estábamos más por el lado del Rock and Roll viejo, empezamos con la idea de traer ese sonido de vuelta, pero poco a poco nuestras influencias han cambiado y evolucionado, siento como que quiero hacer algo más moderno, pero siempre tomando las buenas cosas del pasado.

¿Cómo fue crecer en la Ciudad de Austin?

Es una ciudad muy “Groovy”, para mí es un poco diferente, ya que nací aquí (Austin), pero mis papás se divorciaron y nos fuimos a vivir a una ciudad pequeña a las afueras de Austin, así que pasaba la mitad aquí y la mitad allá, lo cual me hacía apreciar la ciudad un poco más; lo cool que era, lo grande que era. Finalmente cuando entré a la secundaria me mudé a Austin. Hay muchas cosas pasando en este lugar, muchos artistas, mucha gente creativa, lo cual llega a ser como una bendición y una maldición, ya que en ocasiones llega a ser exagerado, por ejemplo, me gustaría que hubiera más colaboración entre los artistas y la gente, es una ciudad que te inspira, pero llegas hasta cierto nivel de “Éxito” y la gente se estanca, no buscan el siguiente nivel. Me gustaría que la gente se sintiera más emocionada de salir de aquí, como por ejemplo cuando vamos a otros países como México y se enteran que somos de aquí, inmediatamente nos preguntan por SXSW y se emocionan, y la verdad es que SXSW no es todo lo que hay en Austin, la gente piensa que es como un boleto dorado a la fama, esta ciudad es genial, pero es mucho más que SXSW.

¿Puedes compartir con nosotros cómo fue su primer concierto y qué es lo que recuerdas más?

A pesar de que no fue nuestro primer show es uno que ha sido de nuestros favoritos, fue el festival Bahidora en México, fue una experiencia increíble a comparación de los shows que normalmente tocamos, fue en medio de la naturaleza, distintos escenarios, la verdad me sentía abrumado de lo respetuosos que eran con el medio ambiente, si ese show hubiera sido en Austin hubiera sido un desastre (risas). Fue un show muy cool y totalmente diferente, la verdad es que en cada ciudad y cada lugar es diferente, por ejemplo en Inglaterra, tocamos varios shows y fue genial, pero cuando tocamos en México la gente es increíble, saben como hacer una fiesta, aprecian el show en vivo de manera diferente. Ya hemos tocado prácticamente en todos lados de los Estados Unidos, siento que es la única vez donde me siento realmente con confianza es cuando estoy en el escenario, me pongo a bailar y trato de ser un “frontman” alocado, y es curioso que la gente piensa que soy así siempre, pero la verdad es que no, soy más serio. Con este nuevo álbum estamos tratando de tener un “set list” de canciones más organizado, aunque siempre le metemos improvisación, porque ahí es cuando la magia sucede. Sentimos que en cada show tratamos de llevarlo al siguiente nivel.

Mencionan en su Biografía que quieren hacer que la gente sienta algo con su música, que se sientan bien o mal, pero que sientan algo. ¿Para ti qué canción o artista te hace sentir algo?

Para mi una de las canciones que me llega es «Little Red Corvette» de Prince, particularmente la versión disco que dura como 8 min, la pueden encontrar en Spotify, es como todo lo que siempre he querido hacer con una canción: cuenta una historia, es pegajosa, es sincera, tiene buena letra, es apasionante, divertida, atrevida, etc. En esta versión extendida la línea del bajo cambia, toma el bajo de un acorde mayor a uno más original, pero en la segunda parte cambia a una menor, más “funky”, todo es lo mismo en la canción, excepto la línea del bajo y cambia todo. Es sincera y te rompe el corazón, tiene ritmo y es hasta bailable, la letra la hace ser agridulce y lo amplifica. Habla sobre la mujer de sus sueños y que a pesar de que sabe que ella es mala, decide arriesgarse porque es “Sábado en la noche y eso hace que esté bien”. Creo que puedo identificarme con eso, relaciones un poco abusivas y dices “Está bien, es sábado en la noche”, la efervescencia de los rompimientos es una cosa rara, es un poco como cuando estás de luna de miel y te sientes en las nubes, luego viene la costumbre y vuelves a sentir ese golpe de emociones cuando se va a terminar la relación. Creo que la música actual (pop) necesita ese sonido auténtico, ese sentido de longevidad, como The Beatles, Marvin Gaye, etc.

¿Cuál es tu parte favorita de hacer música?

Tocar en vivo es muy emocionante, especialmente porque te alimentas de la energía de la gente, no es que siempre tengamos sala llena, pero aunque sean shows pequeños de 10 ó 15 personas, se convierte en un show íntimo y puede ser genial, porque hay magia en el público, es una energía que va y viene. Aunque hay una parte favorita, que es un poco más egoísta y viene de escribir una canción y ver como va tomando forma, desde escribirla, tocar acordes sin sentido al principio, luego llevarla a grabación, terminas, te fumas algo y escuchas el producto final con tus amigos. Eso no tiene precio.

Si esta entrevista se diera lugar en 5 años… ¿Qué diría de The Cuckoos?

La música se encuentra en un momento raro actualmente, muy desesperados por la nostalgia, la gente busca un pop más interesante. Por ejemplo Billie Eilish, es lo que la gente está sintiendo ahorita, los géneros musicales se están estirando y parece que vemos todo color de rosa en donde todo “está bien”. Escuchamos algo que suena disco, funk, hip hop, etc. Cada década está volviendo pero al mismo tiempo. La verdad que el cielo es el límite, especialmente con los avances tecnológicos. Siento que The Cuckoos está en etapa temprana, debemos de alejarnos de los sonidos que nos influenciaron, por ejemplo lo que me gustaría lograr es tener un sonido más Pop, a la banda y a mi nos gusta el Pop, aunque somos una banda de R&R y funk, hay algo en el Pop que me llega, es lo pegajoso de las canciones que hace que a todo mundo se les queden grabadas en la mente, no escucho tanto radio pero no importa donde estés, si en la gasolinera, en un tienda, etc., escuchas una canción de Pop, una canción con 3 acordes y a la gente no se le olvida. El rock se ha quedado estancado en el pasado, tenemos una puerta amplia en el R&R para hacer algo genial otra vez, necesita una patada en los pantalones y sonar a buen R&R, traer un sonido más interesante, más masivo y progresivo, no en el sentido del estilo de rock sino en la definición de la palabra misma.

¿Tienen planes de volver a México?

Sí tenemos, ya tiene un tiempo que no volvemos, ahora tenemos unos shows en Estados Unidos, de ahí planeamos hacer una pausa y empezar la gira el año que viene, ya que en enero sale nuestro siguiente disco y vamos a planear el tour, tener la mercancía lista, camiseras, discos, etc. Estamos muy emocionados de volver en el 2020.

Hay una pregunta que me gusta hacerle a las bandas, ¿Si tuvieras que usar una de tus canciones como Tarjeta de Presentación, cuál sería?

Esa es una muy buena pregunta, porque por ejemplo con este nuevo álbum, estamos tratando de no abandonar quienes somos pero estamos explorando nuevos estilos y géneros, algunas de las nuevas canciones suenan más disco, retro, pop, distintos sabores y estilos, entonces depende a quien le entrego esa “Tarjeta” , pero siento que en nuestro tercer sencillo Carpe Diem, que por cierto es la última canción que grabamos en este disco, es una buena canción de R&R, la mejor manera de describirlo es como un jazz funk, esa canción es como somos, puro Rock and Roll.

Y para finalizar, ¿algún mensaje para la audiencia mexicana?

Felices fiestas, The Cuckoos los aman y esperen nueva música de nosotros, estén al pendiente.

 

Comments

comments