Fue un fin de semana complicado para la región del noroeste de Baja California debido a los incendios que afectaron distintos lugares del estado, y en donde lamentablemente se vieron afectadas personas, casas y la ciudad en general, sin embargo, se llevó a cabo la tercera edición del festival Tecate Peninsula en la Ciudad de Tijuana, que trajo un poco de alegría en momentos de incertidumbre y miedo.

Disculpen si empecé la nota de manera dramática, pero creo que es algo que se debe mencionar como parte del contexto de lo que se vivió este fin, en donde las bandas mostraron su solidaridad conectándose con su público y dando palabras de aliento. Antes de iniciar nuestra reseña se debe enfatizar que fue un festival bastante internacional, con presencia de bandas desde Argentina, Colombia, Estados Unidos, Noruega, España y Japón. La cifra oficial que nos pasaron a los medios fue de 35,000 asistentes.

A pesar de que el clima estuvo más tranquilo, hizo bastante calor, pero eso no impidió que la gente llegara temprano e hiciera que la fiesta empezara desde el mediodía. Una de las encargadas de iniciar el festival fue el talento emergente de CocóCecé, quien en rueda de prensa mencionó que se necesita más presencia femenina en los festivales, desde staff, producción y talento en el show. En el escenario Tecate tocó Ed Maverick, artista independiente originario de Chihuahua, hizo cantar a los asistentes confirmando, porque es uno de los artistas Indie más populares del momento.

Una característica de estos festival es la mezcla musical y en esta ocasión el estilo urbano lo trajo Gera mx. Fue el turno de una banda que está ascendiendo y sonando fuerte desde ya un par de años que fue Costera; quienes en rueda de prensa mencionaban lo que es para ellos tocar en Tijuana y hacían el comentario de que las bandas/artistas se tienen que apoyar entre ellos para así fortalecer el talento emergente. En el escenario VivaAerobus fue el turno de la banda internacional de Kakkmaddafakka quienes con mucha energía y rock fresco sorprendieron a muchos y se convirtieron en unos de los favoritos del festival. Después de ellos fue el turno de Allison una banda muy querida por el público Tijuanense y comentaron en la entrevista que vienen seguido por estos rumbos y les encanta tocar en esta ciudad. La banda española Dorian tomó el escenario y nos comentaban en su rueda de prensa que han estado de gira y que para el 2020 viene un tiempo de descanso y de preparar su siguiente material, de igual manera hicieron énfasis en lo que está sucediendo en distintos países y ciudades como Barcelona, Santiago, Líbano, etc.

Una de las bandas más esperadas y queridas por el público fueron los rockeros colombianos de los Aterciopelados, que con un setlist muy dinámico y movido prendieron a todos, en rueda de prensa comentaron lo mucho que disfrutan hacer música y cómo han intentado atraer a las nuevas generaciones y aprovecharon para dar su mensaje político de unión para toda Latinoamérica. Los Cafres se hicieron presentes, que tocaron a la hora del atardecer y mencionaron lo increíble que fue tocar a esa hora y sentir la energía de la gente y nos hablaron del cierre de su gira por México y su regreso a Argentina. Una banda latinoamericana legendaria cómo los Babasonicos tocaron de regreso en Tijuana, en donde mostraron sus éxitos y se conectaron con su público. Fue después turno de la banda de Los Ángeles, CA: The Neighbourhood, en donde el cantante salió con la cara pintada como calavera, queremos pensar que fue por el día de los muertos, (no se pierdan las fotos de ellos, porque de verdad saben cómo posar para las cámaras). Una banda que está festejando sus 30 años de carrera musical son los de Café Tacvba quienes tocaron un set mezclado de canciones viejitas y nuevas, obvio que todo mundo cantó la de “Eres”.

Para ir cerrando la fiesta el clímax del festival se dio con Los Auténticos Decadentes quienes prendieron y pusieron a todos a bailar. En entrevista comentaban lo especial que es Tijuana para ellos, ya que fue la primer ciudad en donde tocaron en México hace más de 20 años. Para cerrar la noche fue el turno Tokyo Ska Paradise Orchestra quienes dieron su rueda de prensa, con traductor al Japonés incluido, hablaron de lo emocionados que estaban de tocar por primera vez en México y dijeron que el Ska de Paradise no tiene fronteras. La energía que tienen en el escenario es increíble y contagia, a pesar que no todos los asistentes se quedaron hasta el final, los que sí bailaron hasta las 2 de la mañana.

La verdad es que fue una gran fiesta y yo, siendo orgulloso de estas tierras, puedo decir que me da mucho gusto ver cómo este tipo de eventos cada vez se consolidan más fuerte en esta ciudad y va en crecimiento. Este festival marcó el cierre de gira de muchas bandas, el inicio de otras y por el lado del público, nos deja un sabor de querer más para el siguiente año.

¡Nos vemos en el 2020!

//fotografía: Fernanda Garcia y Jason Rosenburg.

Comments

comments