fotos: Jason Rosenburg.

Tecate Live Out 2019 en su quinta edición se llevó a cabo este pasado sábado 19 de octubre en la Ciudad de Monterrey, una ciudad que se ha convertido en líder de estos festivales musicales en México y poco a poco creando un nombre a nivel internacional.

Empezó nuestra aventura desde temprano cuando llegamos a la zona de prensa en donde nos resguardamos del sol, ya que sabíamos iba a estar a todo lo que da. El show inició a la 1 y media de la tarde con la banda The Aces quienes desde Utah trajeron su pop/rock y en rueda de prensa hablaron de su amor por México, y como sus raíces latinas las han llevado a conectarse con la diversidad, transmitirlo en su música e inclusive una de ellas tenía la camiseta de la selección Mexicana que un fan le aventó al escenario. Una banda aún joven, pero que poco a poco se ha ganado al público Mexicano es la banda proveniente del país Vasco, Belako. Una energía increíble en el escenario, buen rock, mucha fuerza y presencia escénica, en la entrevista mencionaron que han estado viniendo a México por lo menos una vez por año y esperan volver pronto. Otro talento joven y emergente también fue Alec Benjamin quien la verdad se ganó el corazón de todos en el escenario y en la rueda de prensa con una inocencia y autenticidad única inclusive mencionó que su papá lo acompañó al concierto y que habla muy bien el español.

A R I Z O N A salió al escenario Casa Bacardí a las 4:30 pm, rockearon sin importar el calor, inclusive el cantante gritó que parecía que estaban a más de 100 grados fahrenheit y que se sentía más por el calor de la gente. Seguido de ellos, fue el turno de Jenny Lewis quien inició su show con su éxito “Heads gonna Roll”. En el área de prensa uno de los momentos más esperados fue la rueda de prensa de Cage The Elephant, en donde los hermanos Brad y Matt Shultz salieron a hablar con todos nosotros, fue una sesión muy amena tuvimos la oportunidad de preguntarles sobre la energía que dejan en el escenario y como en cada show ponen toda su pasión, dijeron que es algo que disfrutan mucho hacer y se alimentan de la misma energía del público. Hablaron también de su historia, la verdad fueron muy accesibles y a la hora de salir al escenario la gente coreó “Cage, Cage” y fue un show increíble, se aventaron al público, brincaron, gritaron y se conectaron con todos los fans que los fueron a ver y cabe mencionar que Beck salió a cantar con ellos una canción.

Volviendo al orden cronológico de los shows, fue tiempo de LP esta cantante y compositora con su look andrógino hizo cantar a varios de los que la oyeron. Fue turno de The Drums, quienes en su rueda de prensa a través del cantante Jonathan Pierce, nos compartió en una entrevista muy personal y hasta emotiva, lo que significa México para él, nos decía que el público mexicano es el mejor para él, que inclusive cuando está en su casa en Nueva York y ya no quiere hacer música o no se siente inspirado, se acuerda de las veces que ha tocado en México y de los fans de estos rumbos y lo motivan a seguir adelante, también habló de su viaje como artista y ser humano, hablando cómo ha sido aceptar quien es, siendo abiertamente Gay, viniendo de una familia cristiana, la música, su arte y sus fans le han ayudado a seguir.

Nos fuimos a experimentar el Tecate Room con LCD Soundsystem que pusieron a bailar a todos con sus beats electrónicos. Fue tiempo de los legendarios The Offspring, quienes estaban agradecidos de estar nuevamente en Monterrey y se preguntaban por qué “Ch*ngados” les tomó tanto tiempo venir y por qué no vinieron más veces. Fue una gran fiesta de rock californiano con ellos y una de los momentos más memorables fue cuando tocaron la canción de “Gone Away” en piano, fue algo muy emotivo para todos los que lo escuchamos. Uno de los shows más esperados de la noche fue el regreso a los escenarios de Vampire Weekend, la verdad no decepcionaron, tocaron de manera increíble, haciendo una mezcla de sus éxitos como “Horchata”, “Unbelievers” y temas de su nuevo álbum (no se preocupen, si tocaron “Harmony Hall»). Beck fue el encargado de cerrar este gran festival, un artista consolidado, con varios años de carrera recorridos y muchos éxitos musicales que la gente no paró de cantar.

La verdad la experiencia de la quinta edición de #TecateLiveOut fue muy grata, un festival que va consolidando, siendo una alternativa para los amantes del rock alternativo, del pop rock y de la música electrónica que invita a bandas internacionales. La verdad es un evento que no se pueden perder y como ellos mismos lo dijeron ¡Nos vemos en el 2020!

Comments

comments